4:06 pm - Monday November 27, 6119

Pasan las horas, pasan los días y el shock por lo sucedido en Austria apenas se va disipando, muy lentamente.

Written by | 08/19/2020 | Comments

|By Mauricio Gallardo|

Fue tan grande el impacto visual que generó lo que ocurrió en MotoGP, que se dispararon cientos de análisis, con una creencia unánime de que se estuvo a milímetros de uno o varios golpes fatales.

Tanto Zarco como Morbidelli, Rossi y Viñales, todos salieron airosos. Lo mismo que Syahrin en Moto2. En todos los casos, los pilotos lograron escapar a daños que pudieron ser letales.

Queda claro que fue un milagro, pero también que la reacción instintiva de los pilotos y los avances en las protecciones como seguridad pasiva jugaron un rol fundamental.

Además de Rossi y Viñales, quienes fueron sobrevolados por dos prototipos desintegrándose; Zarco y Morbidelli, los causantes del desparramo, con mayor responsabilidad por parte del francés según las opiniones de pilotos y expilotos, también rozaron la fatalidad. Ellos recorrieron las escapatorias hasta el punto de volver a quedar en el centro de la pista o bien con el peligro de golpear fuertemente las defensas, a estas horas tan cuestionadas en esa porción del circuito austríaco.

En una pista de la vieja escuela, donde el promedio para MotoGP no baja de los 185 km/h, siempre está latente la posibilidad de un golpe fuerte, lo complejo esta vez fue qué la carambola se provoca a partir de una maniobra errónea de parte de un piloto, Zarco en este caso. Cuando se enfriaron los ánimos, muchas voces autorizadas salieron a quitarle mala intención a su intento de ir por la posición de Morbidelli, más allá de que la mayoría sostiene que por adelantar a un rival, no se puede poner en riesgo la vida propia o de algún colega.

Ese punto del trazado en particular es un sector muy rápido, por sobre los 300 km/h y más adelante los pilotos deben frenar y maniobrar con la moto tumbada, lo que puede dificultar cualquier reacción.

En Fórmula 1 hay un antecedente similar a lo que vimos el pasado domingo en ese mismo punto, donde Sato y Hedfield se golpearon muy fuerte en 2002. Queda claro que la escapatoria tiene sus limitaciones y que la complejidad de tener una zona de alta velocidad con una frenada muy fuerte en ascenso, seguido de un violento cambio de dirección, no genera el escenario ideal.

Lo importante de todo esto, es hacer una lectura muy fina de todo lo que ocurrió, seguir trabajando en la seguridad tanto activa como pasiva y entender que actualmente el motorsport en general y el motociclismo en particular están en un nivel extremo, con velocidades de ciencia ficción, que mientras no ocurre nada, todo está maravillosamente bien, pero nunca hay que dejar de ver que estamos sobre límites muy ajustados, con prototipos que vuelan y pistas que si bien han mejorado, ya no tienen tanto margen para como se está corriendo actualmente.

Los pilotos y equipos estarán ya enfocados en la próxima cita en la misma pista y está correcto porque así debe ser. Pero atención, porque quienes trabajan en la seguridad no deben dar la vuelta de página tan rápido, porque aunque la seguridad nunca es 100% en el motorsport, siempre hay margen para mejorar.

Por ello amigos, nos esperan grandes batallas por delante.

 Pasión amarilla

#suscribete-ahora #MotociclismoPro

¡Síguenos en nuestras Redes Sociales!

Comments

comments

Filed in: Noticias Destacadas
Newsletter Powered By : XYZScripts.com
¿Querés ser EXCLUSIVO ...?
¿Querés ser EXCLUSIVO ...?