4:06 pm - Wednesday November 27, 6346

Sin consistencia es muy difícil

Written by | 08/27/2020 | Comments

|By Mauricio Gallardo|

Imaginemos el Gran Premio de Estiria de MotoGP, como un menú desplegable de un portal de noticias. Cualquier ítem en el que hagamos click nos llevará a una historia más que interesante.

La bandera roja volvió a cambiar el curso de la carrera. Ducati perdió el invicto en Austria. KTM volvió a vencer. No pudo Pol Espargaró pero sí lo hizo Miguel Oliveira en su bautismo triunfal. El Tech3 tuvo su revancha. Yamaha a la deriva. Quartararo dejó de ser fuerte. Rossi otra vez el mejor de Yamaha. Viñales y un gran acto de arrojo. Márquez no volverá hasta dentro de un par de meses y así; podríamos seguir con varios aspectos a analizar.

Desde ese último punto vamos a arranquer. Sin Marc Márquez en acción, podemos entender porqué Márquez les ha ganado a todos en los últimos años. El tema es que no hay consistencia entre sus rivales. El abanico de candidatos ahora es más amplio pero la regularidad de sumar fuerte es lo que construye campeones. Y vemos que quienes funcionan bien una carrera, les cuesta hacerlo en la siguiente y cuando tu rival en condiciones normales suma siempre y no se baja del podio casi nunca, así es imposible vencerlo.

Pero ahora que no está el 93, la escena es mucho más clara. Veamos a Quartararo, arranque fenomenal y todos ya diciendo, ok sin Marc, Fabio es el campeón; sin embargo el funcionamiento de su Yamaha en Austria apenas le permitió cerrar el top 10 sin opción a pelear nada. Lo mismo con Dovizioso, en medio de todas las tensiones por su salida de Ducati, gana en Spielberg y a la siguiente no puede subirse al podio. Esas conceciones con un rival como Márquez enfrente no se pueden hacer. Tampoco podías hacerlo con Rossi en sus mejores años, o con Lorenzo, porque esa raza de pilotos no desaprovecha ninguna oportunidad.

Ahora bien, por el espectáculo en sí, también queda en evidencia que este será un año abierto, intenso y con varios candidatos a estar en lo más alto. Dovi, Miller y Zarco con Ducati, los hombres de Suzuki, las KTM ya están allí y de momento cuando se recupere Yamaha seguro también lo hará. Por su parte HRC sigue teniendo una sola moto, o un solo piloto rápido y ese es Nakagami, que justamente no es Marc Márquez. El resto sigue muy lejos y por eso al equipo le pesará cada vez más su filosofía de centrar todo únicamente en un solo talento.

Finalmente, el problema de Viñales con los frenos en su M1. Hemos visto muchas veces a los pilotos tirarse de sus motos cuando intuyen o comprueban que existe un problema insalvable. Un recuerdo rápido el de Evgene Laverty con su World Superbike en Imola, tirándose a fondo para ver luego como su moto estallaba literalmente contra las defensas. Es algo impactante, como lo vimos con Maverick, arrojándose a unos 200 km/h. Eso demuestra de qué están hecho estos deportistas. No solo de habilidad y determinación, sino también de rapidez mental para tomar esa decisión en el momento justo. No es solo un acto de valentía, debemos verlo como parte integral de lo que puede llegar a a hacer un competidor del más alto nicel. Lo que comúnmente le llaman reflejos, para estos hombres es reacción y preparación, estar alerta y enfocado todo el tiempo, mientras corren a fondo.

Técnicamente, el sobrecalentamiento de los frenos causó esa rodada. Maverick fue uno de los pocos que no optó por las pinzas de frenos más grande que llevó Brembo, para subsanar el inconveniente que ya habían sufrido la fecha anterior. Además, se cree que Yamaha, buscando subsanar la pérdida de RPM y velocidad, habría mermado el trabajo del freno motor, todo eso ayudó para generar ese momento que todos vimos impactados pero es que el rider ya sabía que esto podía ocurrir, de hecho varias vecea levantó la mano para advertir que algo no estaba bien. Lo que otros pilotos no se explican es porqué Viñales no paró en boxes, sin dudas ese será otro tema de debate en la comisión de seguridad.

Ahora toca esperar Misano luego de este paso por el Red Bull Ring, donde el portugués Miguel Oliveira fue muy astuto y aprovechó la batalla cerrada entre Pol Espargaró y Miller, para arrebatarles el triunfo. Fue al que menos le pesó la definición, no se equivocó ni un milímetro en la trazada como si lo hizo Espargaró y por eso se llevó el Gran Premio 900 de la historia, nada menos, bravo por él.

Techa3 racing

#suscribete-ahora #MotociclismoPro

¡Síguenos en nuestras Redes Sociales!

Comments

comments

Filed in: Noticias Destacadas
Newsletter Powered By : XYZScripts.com
¿Querés ser EXCLUSIVO ...?
¿Querés ser EXCLUSIVO ...?